Los condenados de Ribeyro: un análisis fanoniano de “Alienación” y “De color modesto”

“De color modesto” y “Alienación”, acaso dos de los cuentos más conocidos del escritor peruano Julio Ramón Ribeyro —y, qué duda cabe, parte del canon literario peruano—, tienen a dos afrodescendientes como personajes centrales. Ello les ha valido ser incluidos en antologías de narrativa afroperuana y ser considerados por algunos especialistas como parte de la narrativa negrista en el Perú. Se trata de textos de lectura recurrente en escuelas y universidades, y entrañan esa narrativa del fracaso que la crítica ha subrayado en los relatos ribeyranos de la Palabra del mudo. Sin embargo, en esa línea, precisamente se ha analizado la representación de los personajes en ambas historias desde la lógica del fracaso, de la indefectible derrota del proyecto de vida de sujetos subalternos que se atreven a subvertir el rígido orden social de una Lima donde los procesos de modernización incluyen a unos y excluyen a otros. Quiero decir que, en buena cuenta, la interpretación de estos ha subrayado el común denominador con tantos otros personajes de Ribeyro y ha analizado poco las particulares condiciones de su mentado fracaso. Me refiero a la cuestión racial.

No estoy sugiriendo que la interpretación más canónica de estos relatos haya pasado por alto el componente racial de sus conflictos, sino que la aproximación al asunto del racismo y la discriminación se ha llevado a cabo por una vía fragmentaria, insuficiente y que da poca cuenta de las lógicas raciales en sí mismas y por sí mismas. En efecto, siempre ha parecido evidente que el fracaso del protagonista de “Alienación” y de la coprotagonista1 de “De color modesto” se halla íntimamente ligado a los prejuicios raciales en torno a ellos. No obstante, planteo aquí que esa aparente obviedad ha esquivado las características específicas de lo racial, y las ha supeditado a una lectura que privilegia una interpretación desde las coordenadas teóricas de la clase. Así, Roberto López y La negra fracasarían por haber osado desafiar un orden estamental inamovible, tal y como fracasan por marginación, exclusión o caída los protagonistas de “Terra incógnita”, “El marqués y los gavilanes”, “Al pie del Acantilado”, “Los gallinazos sin plumas” y un largo etcétera. Todos estos serían personajes tristemente subversivos que tentaron un resquicio por donde agrietar la jerarquía social y que, o bien cayeron trágicamente en un momento de hybris, o bien vivieron en una marginalidad cuya salida fue siempre ilusoria. 

En este artículo, propongo que tanto “Alienación” como “De color modesto” merecen ser leídos desde un acercamiento teórico más adecuado, una aproximación que intente tocar el cuerpo de sus personajes racializados y no subsuma la especificidad de su derrota a un conato de desarreglar la organización que la élite habría impuesto desde el periodo colonial. Si bien concedo que la desestabilización del orden social atraviesa estos relatos como en tantos otros de Ribeyro, sugiero que la historia de sus personajes debe examinarse desde los conflictos raciales que se viven en los propios cuerpos de los sujetos de la ficción. Ahora bien, pese a que no es motivo del presente texto, sostengo como base que esta elusión de lo propiamente racial en el análisis de la representación de los personajes de ambos relatos es, en buena cuenta, deudora de la teoría social sobre la raza que ha predominado en el Perú. Examinar la cuestión racial, como pretendo acometer en este texto, necesariamente me llevará a referirme a las teorías que han tratado de comprender el fenómeno del racismo en el país como una suerte de trasfondo que ha impedido a la crítica literaria abordar la comprensión de las experiencias que viven y padecen estos dos personajes de ficción. 

Leer el artículo completo en PDF

José Miguel Vidal Magariño es licenciado en Literatura Hispánica y magíster en Antropología Visual por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Labora como docente de cursos de investigación y redacción creativa en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y la Pontifica Universidad Católica del Perú. Ha colaborado con el equipo gestor del Taller de Estudios Afroperuanos en la PUCP y ha actuado como consultor en la edición VII y VIII de la Semana Afroperuana en la misma casa de estudios. Actúa como colaborador de la revista D’Palenque: Literatura y afrodescendencia. Además, ha sido facilitador de talleres de capacitación en historia afrodiaspórica y racismo para la Asociación de jóvenes líderes afrodescendientes – Ashanti Perú. Asimismo, ha participado de mesas y conversatorios de temática afrodescendiente y panafricanista durante el Mes de la Cultura Afroperuana en el Ministerio de Cultura en 2017 y 2018. También, ha participado en el Conversatorio “Afrodescendiente en el Perú: Retos y Desafíos de la autoidentificación” durante el segundo Encuentro Afroperuano. Recientemente, en 2019, ha venido dictando el Taller “Afrodescendientes en el Perú: un panorama histórico y literario” en la facultad de Estudios Generales Letras de la Pontifica Universidad Católica del Perú y ha dirigido el Taller “Diversidad, discriminación y resistencia de los afroperuanos y afroperuanas” en la misma universidad. Participa del Registro de Organizaciones Afroperuanas con la Comunidad Rastafari Haile Selassie I Lima – Perú, desde donde también hace activismo.